David Ordóñez escribe para Reason Why

Break the Mold, o cómo Twitch permite a algunas marcas acceder a contenido inalcanzable

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Si todavía hoy no sabes qué es Twitch, ve y pregúntale a cualquier persona que no supere la treintena. Es una plataforma de vídeos en vivo y en línea que en los últimos años consume tu hijo, tu hermana, tu sobrino y tu prima más joven. Para ellos, es su televisión.

La evolución de este canal ha sido enormemente llamativa, desde la adquisición por parte de Amazon en 2014, pasando por el confinamiento y el boom de los creadores de contenido que la han convertido en una plataforma con millones de horas consumidas.

Las oportunidades para los anunciantes comenzaron con los videojuegos y las ligas de eSports, pero Twitch abarca mucho más que eso: influencers, cocineros, viajeros, periodistas, presentadores, artistas y un largo etcétera.

Dentro de este universo hay una estrella que brilla más que ninguna, Ibai Llanos. Que más que un gamer es un showman, el abanderado de los streamers y que ha conseguido impulsar, no solo la plataforma, sino también a los creadores de contenido.
Ibai se convirtió en el nuevo Ramón García, sin capa, pero retransmitiendo por primera vez en la historia las Campanadas desde una plataforma digital en 2020, y concentrando a 552.345 personas (más incluso que Cuatro y laSexta). Marcas como Domino’s Pizza o Doritos, que supieron aprovechar el momento, tuvieron un gran protagonismo durante el streaming.

Ni corto ni perezoso, preparó la primera velada entre Youtubers, que más que un experimento fue un acierto, como si se tratase de Tyson contra Holyfield, y fue capaz de concentrar a 1,5 millones de personas. Y ahora le toca al deporte Rey, donde Ibai ya ha retrasmitido algún que otro partido como el Derbi vasco, y que, gracias a Gerard Piqué, un espabilado para esto de los negocios y a través de su empresa Kosmos, ha democratizado el acceso, sin tener que pagar ningún tipo de cuota, por este tipo de contenidos.

¿Y qué significa esto para los anunciantes?

Una oportunidad de acceder a un contenido, que hoy por hoy, se hace inalcanzable o inaccesible para algunas marcas.
Inalcanzable por los grandes presupuestos que hay que destinar para poder tener una presencia destacada dentro de este tipo de contenidos e inaccesible por la gran ocupación de las marcas alrededor del fútbol.

Hay marcas que ya se están aprovechando de esto, y un claro ejemplo fue en la retransmisión del debut de Leo Messi con el PSG. La emisión concentró de media a 343.000 espectadores (con un pico de 500.000), pero teniendo en cuenta que se codeó con una de las cadenas más importantes de la televisión Telecinco. ¡Ojo!
Marcas como LG estuvieron muy presentes durante el streaming sorteando un televisor, haciendo gala de productos en toda la retransmisión y además incluyó un spot publicitario tradicional. Doritos, que estuvo presente no sólo con un bodegón en la mesa, sino que también fue parte del guion, puesto que los protagonistas devoraban las tortitas de maíz durante la retransmisión. Y otras marcas como Donettes, Pepsi Max, y Flax&Kale también tuvieron protagonismo durante la emisión.

Como dijo en su día Bill Gates“Las grandes oportunidades nacen de haber sabido aprovechar las pequeñas”. Y aunque las audiencias son todavía moderadas sabemos lo que es y lo que mueve el fútbol en España, y aunque hoy es La Ligue 1, mañana podría ser LaLiga española. Y esto, amigos, es un punto de inflexión, no solo en la historia de las retransmisiones deportivas, que volverían a ser en abierto para todos y cada uno de nosotros, sino también de cómo las marcas pueden aprovechar para ser más relevantes dentro de un entorno donde la publicidad no está del todo legislada, y donde podrán dirigirse a un público que no está acostumbrado a pagar por ver los contenidos, la Generación Z.

OTRAS PUBLICACIONES

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

CONTACTO